MORIR POR HUEVOS por Maya Caravella Castillo

El gilipollas murió por huevos.

Ese valiente hijo de puta se levantaba cada día a las tres de la mañana para tener la camioneta encendida a las cuatro en punto. Cuando quería llegar a la fábrica eran las cinco y media y a partir de ahí, le tocaban horas de carretera para ir de pueblo en pueblo haciendo el reparto. Que si el colegio María Leonora de los Cojones, que si el instituto Mamón y Cajal, que si luego al restaurante Fulano y el restaurante Mengano y el restaurante Me Importa Una Higa. Llegaba a su casa reventado después de casi catorce horas y al día siguiente vuelta a empezar.

No hizo caso. No nos hizo caso a ninguno porque era más simple que un sifón. Y todos los que estamos aquí reunidos lo sabemos. Había quien decía que era un valiente por hacer lo que hacía. Un valiente subnormal. Lo que pasa es que estaba más pelado que mis cojones, y si no, mirad: qué mierda de ataúd es este. De cartón pluma. Lo siento, padre, pero las cosas son como son. Yo se lo decía constantemente: tío, deja ese trabajo de mierda que te va a acabar matando. ¡Se la jugaba todos los días transportando huevo líquido! ¡Huevo líquido!

Recogía las cajas de la fábrica de huevo líquido y las distribuía a las cocinas de medio mundo que por la salmonepollas no pueden usar huevos que no sean líquidos. Así que él transportaba todos los días sus setecientas cajitas por carreteras en las que solo conducen retrasados mentales que han recibido el carné porque les han dado una subvención. Y claro, un día alguien se salta un Stop porque es el más listo, y la camioneta no frena a tiempo, hay un choque frontal, nuestro amigo sale disparado y, ¡manda huevos!, no es el golpe, ni atravesar el cristal, ni partirse la puta cara contra el asfalto lo que le mata. No. El tío tiene la suerte de caer sobre el charco de huevo líquido que se había derramado con el accidente. ¿Y sabéis la única cosa a la que tenía una alergia mortal?

Al puto huevo.

Un comentario en “MORIR POR HUEVOS por Maya Caravella Castillo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s