PIERRE por Marcos Castro

Imagen de Pinterest

Mamá hoy me ha enseñado una carpeta llena de cartas, parecen ser de un antiguo amor con el que se reencontraba todos los veranos en el pueblo, él vivía en París y cada mes de junio, al acabar el instituto venía de vacaciones con su familia.

Se llamaba Pierre, pero mamá lo llamaba cariñosamente Pedro.

Desde que le dieron el diagnóstico no para de hablar de él, dice que quiere ir a París, que le haría mucha ilusión reencontrarse con él.

Me ha dado esta carta para que la lea, cree que si lo hago logrará convencerme para hacer el viaje con ella.

14 de septiembre de 1983, León

Hace ya dos semanas que te fuiste y en mi calendario no existe otro mes que no sea el de Junio, el resto son hojas vacías.

Este verano quedará grabado en mi memoria toda la vida. Nos conocemos desde los 11 años y desde entonces lo que empezó como una inocente amistad, se ha ido convirtiendo en absoluta complicidad, hemos crecido juntos, nos hemos caído en los mismos charcos, hemos trepado a los mismos árboles, nos hemos raspado y curado las mismas rodillas. Todavía recuerdo el primer beso que nos dimos debajo de aquel olivo, también todos los que vinieron después. Los nervios cada primero de julio y el desconsuelo cada último de agosto.

Este verano ha sido sin duda el más especial, hemos descubierto nuestros cuerpos, tu alma camina a mi lado desde que me poseíste, lo sé porque la mía se fue contigo en el momento en el que entraste en mí y me abrazaste llorando de felicidad. No había sentido nunca nada igual  y estoy segura de que no volveré a sentirme así  con nadie que no seas tú.

El calendario va a ser un auténtico cadalso, pero junio, junio, junio… Adoro ese mes.

Solo pienso en tus manos y en nuestros cuerpos entrelazados. Me evadiré en la imagen de tu boca pegada a la mía cuando el año pese en mi cabeza como una losa. El próximo verano ya está un poco más cerca. Te espero debajo del olivo. Un beso.

Esta es la última carta que le escribió, poco después la abuela de Pierre enfermó y se fue a París con ellos, murió pocos meses después, la casa del pueblo quedó cerrada. Así que ese verano fue el último que se vieron. Creo que voy a ir con mamá a París para que pueda encontrar a Pierre y lo vea una vez más, antes de que el viaje sea en balde.

17 de abril de 2013, París.

 ¿ Recuerdas cuando me caí de la bici en la plaza y tú utilizaste tu sudadera para limpiarme la sangre del brazo ? – claro que me acuerdo, tenías unos hermosos rizos Castaños y se te habían caído dos dientes, lo cual te daba un aire travieso  iluminado por una sonrisa muy divertida. – Nunca olvidé nuestro primer beso debajo del olivo, ¡ me sentí tan especial ! – eras especial -, no, éramos especiales.- ¿ Por qué has venido a París después de tanto tiempo ? – Quería volver a verte – ¿ Por qué ? – Porque te voy a olvidar.

21 de septiembre de 2019, León

Hoy he ido a la residencia a ver a Mamá, estaba preciosa con su bata nueva, no me ha reconocido, me he sentado a su lado y le he contado una preciosa historia de amor entre una niña llamada Ana y un niño al que ella llamaba Pedro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s