EL SECRETO DE LA TUMBA por Adriana Balderas

Elicia Edijanto

Y de pronto… Nada.

Caminaba en la oscuridad, miró su propio cuerpo, la sombra que seguía.

¿Quién te está mirando? Preguntó.

Y entonces, sin respuesta, el único ruido era de su respiración.  Se había callado.

A lo lejos, un grito silenciando la noche, él la tomó y se fue.

“¿Dónde está mi alma? No era mi imaginación”. Dijo.

Oscuridad, un escondite atemorizante, ¡tembló con fuerza súbitamente!

Llegó y ahí estaba, siempre estuvo, nunca se fue.

Ella solo dormía, supo que la oscuridad también observa.

En ella te espera, no llores ¡lucha! Gritabas, nadie te oía.

Cerraste los ojos, terror interno del alma.

Apareció una luz brillante que apaciguó la noche, volviéndola alcalina.

adrianabalderasabarca.wordpress.com

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en .

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s