LA TRISTEZA DE LA ETERNIDAD 1 por Beatriz Osornio

I
Es mejor que tu no lo sepas, 
la eternidad de hoy
es el vestigio gris
con qué amaneció aquel día.
Noviembre, nuestro noviembre.

Cuando  ves
 el reflejo del sol en la  infancia,  
se cristaliza tu imagen en él.

Ya sé que  tienes en un pedestal
la infancia donde vocalizabas tus anhelos.

Y aprendes de tus manos 
desde entonces hasta estos días…
incluso los días que no has vivido,
crecen con la valentía de las palabras.

Es mejor que no lo sepas,
la eternidad es una pobre estancia,
pestilente, donde abundan las protestas,
la violencia de géneros,
consignas políticas al desnudo,
donde la voz de los hombres no se escucha,
su silencio resulta sospechoso
como el de los culpables. Solo
se oyen gritos.
Por fortuna quedó Queen entre nosotros…
para hacer rapsodias.

B.O.M. imagen de Pinterest.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Estupendo, gracias Paula!

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s