Fotografía tomada de Pinterest

Quedo a la espera del reposo de estas manos cansadas que necesitan olvido.

Estos dedos te palpan entero en la alegría y desgracia.

Mi paciencia sabe que llegará el beso en llamas que busque recuperar todo lo

antaño no vivido.

Regresa entre mis piernas solo si vas a mecer el canto de dolor que nació en mi

garganta.

No sé de las noches en las que me habrás pensado despierta deletreando cada

promesa que me hiciste entregado.

Al alba en la inconsciencia nos diferenciamos,
esto te lo susurré un día cuando mi dulzura te envolvía entero.

Ahora soy aire, puede ser que mi rechazo no me deje rescatar ese pasado

sempiterno.

¿Sientes mi incertidumbre? Esta melancolía pesa.

Poema tomado de la I Antología Poética Masticando el Deseo 2021.