Haces de mi cuerpo arte, no solo cuando dibujas tus cuadros a carbón, son lienzos con trazos delicados, sobre todo en las partes que te gustan. También cuando me tocas delicadamente con tiernas caricias que poco a poco me llevan a un paraíso de sensaciones, emociones que me brindan tus manos generosas.

Me conviertes en arte cuando me contemplas y estudias todo de mí, haciéndome sentir cada vez más tuya y más mía, más sexy, má mujer; no ves imperfecciones en mi piel. Observo en mi intimidad tu arte, el cómo me has plasmado en él, y cómo puedes destacar lo bello en cada cosa, y, aunque sea en una escala de grises, me penetras hondo.

Ilustración de: phillipdvorak