Gloria Fortún es la palabra encendida, escribe desde las entrañas y se le da exquisitamente. Sus poemas nacen desde una perspectiva de género ilimitada, surcando los caminos de la emoción explícita, explorando un universo metafórico simple, con una carga lasciva que recorre de arriba abajo el cuerpo del deseo. En el primer trimestre de 2021 si todo sale bien, verá la luz su primera antología poética que habla del deseo entre mujeres: ‘Todas mis palabras son azores salvajes’

Fotografía archivo personal Gloria Fortún.

Me habla mi Alma
Una concha pulverizada por el mar se convierte en arena.

 Tú pisas esa arena mientras lo haces todo bien y yo te deseo, deseo húmedo que se evapora, llueve y se transforma en mar que pulveriza conchas.

Tú pisas mi deseo mientras lo haces todo bien.

Hay tanto que no sé.

“Leo y escribo dese niña; he intentado hacer otras cosas, pero lo único que se me da bien es esto, creo que al final es para lo único que valgo. Hace dos años después de que me despidieran de un trabajo del que no me atrevía a irme por las prestaciones que me ofrecía, lo vi claro. Decidí que mi única jefa sería la literatura; así fue como me lancé a hacer traducciones literarias de lleno y a seguir escribiendo desde lo más íntimo y personal. Siempre he escrito para mí, pero ahora lo hago con más certezas…” Me cuenta con esos ojos seductores que detrás de sus espejuelos veo danzar al ritmo de su sincera emoción.

El universo es un misterio, no alcanzamos a medir cuanto hay guardado en ello para nosotras… Gloria Fortún, es una mujer abiertamente feminista, activista desde los años 90. Militando en el colectivo “insumisas al género” descubrió que lo que necesitaba era ser capaz de expresar sus opiniones y su amor, sin que nadie condicionara su existencia. Es abiertamente lesbiana, visible y rompedora. Ha conformado un hogar con su pareja, y ahora también son madres de una mujercita, que de ella ha heredado el amor por los libros y la escritura. Ésta madrileña que creció en el seno de una familia numerosa, tiene 43 años, estudió filología inglesa, y es una convencida del poder de la feminidad.

¿Eres tú?

Recorrer la vida a lo largo, ¡no solo! También a lo ancho, sobre todo a lo ancho, permitiendo que este delicado animal que es mi cuerpo, como poetizó Mary Oliver, ame lo que ama.

Mi cuerpo, mi territorio de la verdad.

¿Eres tú? Ven.

Eso me dice el mar cuando le despierto y esa es mi palabra favorita en el amor: ven.

Estas insobornables ganas de vivir me matan.

 Abrázame. Estoy sola, cumplo horarios, hago las cosas bien, apesto a rectitud, perméame, en vaivenes, en círculos, des – calendarizada, insumisa.

Que la obediencia es mutilación. Ven.

En 2002 un grupo de mujeres convencidas y resilientes crearon la Fundación Entredós, http://fundacionentredos.org/ Una fundación en donde como ella misma afirma, hacen política auto-gestionada, y en cuyo seno creó el taller de creatividad literaria para que las mujeres dieran rienda suelta a su imaginación. Mujeres que hablan de todo un poco, manteniendo la independencia, habiendo decidido desde sus orígenes que no pedirán nunca una subvención, porque eso les da la autonomía suficiente para hacer lo que a bien deseen. Hoy día, después de 18 años, Gloria hace parte del equipo que coordina Entredós, espacio que se sostiene gracias a las actividades que realizan en colectividad, y que cuenta con más de 120 socias. Una casa abierta a todas las mujeres en el corazón de Madrid.

‘Escritura peligrosa’ es el nombre que lleva el taller desde hace tres años, y que imparte desde hace más de una década con temática literaria y feminista, al que asisten mujeres de todas las edades y desde todos los rincones del planeta, atraídas por el embrujo que abraza una capital a la vanguardia de muchas cosas, y carente de muchas otras. Pero no es un taller en el que se imponen técnicas estrictas de escritura; allí se enseña a las participantes a protegerse de ellas mismas dando a luz a sus emociones sobre el papel.

“He tenido que abrir una lista de espera; durante el confinamiento nos reinventamos; las mujeres fueron inscribiéndose a los talleres virtuales con la ilusión de aprender a contar sus historias, somos una gran familia y nos apoyamos entre nosotras. ‘Escritura peligrosa’ ha ido ganando suscriptoras; es algo que hago con tanto placer que se me van las horas en ello. Comparto, las invito a que se apropien de sus palabras y deseos, que los escriban y que no tengan temor de hacerlas visibles. En nuestras manos está crear algo. Como mujeres muchas de nosotras luchamos contra el síndrome de la impostora; a mí me pasa. El objetivo principal de este taller es escribir para después ser capaces de convertirnos en autoras, porque de eso se trata, ser capaces de crear desde nuestro propio hacer.  Aquí nos regimos por la política del deseo; si quiero algo y pienso que es bueno para todos, y soy capaz de hacerlo posible, lo pongo en el mundo en Entredós. Este taller fue mi deseo, lleva muchos años, ha ido evolucionando conmigo, es mi activismo dentro de la fundación, y me hace muy feliz.”

Taller ‘escritura peligrosa’ archivo personal Gloria Fortún.

Por las aulas de ‘Escritura peligrosa’ han pasado a compartir sus experiencias, autoras como: Isabel González (Mil mamíferos ciegos), Gema Nieto (Haz memoria), Esmeralda Berbel (Irse). Todo en el contexto de un taller que invita a escribir desde las entrañas. “Aquí se ríe y se llora; queremos explorar nuestras experiencias para ver lo que resulta.” La satisfacción de Gloria pasa por mucho: mujeres ilusionadas, las que no vuelven, una antología erótica solo para ellas; el hecho de que varias de sus alumnas hayan auto publicado sus obras, y que otras se lo estén planteando. Esas cosas la llenan de satisfacción. “Desearía que el día tuviera el doble de sus horas para hacer más…”

Su primer poemario erótico saldrá en los próximos meses; habla de pasión entre mujeres, rompiendo con el estereotipo de lo normativo en cuanto al amor y al físico se refiere. Por eso, desde que empezó a leer los poemas eróticos que escribe tímidamente, en público, se dio cuenta de que hacía falta dar a conocer el placer desde una perspectiva de género abiertamente lésbica, combativa, sensible y directa. Ser mujer es belleza, los sentidos humanos forman parte de la construcción del erotismo lésbico. En efecto, elementos como la música sensibilizan el oído de las mujeres que, luego expresan sus sentimientos mediante los movimientos del cuerpo. Así es la poesía de Gloria, hace florecer la sensibilidad que destaca en los fragmentos de una prosa reveladora de la complicidad entre dos, o más mujeres; evolucionando quizá en contextos distintos.

La verdad es que deseo tener su obra entre mis manos, para comérmela a pedacitos y con pausa, porque Gloria Fortún, ha parido una poesía parecida a muchas cosas, pero distinta a todo…

Cada noche, ya sin cerebro y toda sentimiento, vestigio fértil de mujer, deshago el día bajo la luz intermitente de un faro que salva sin moverse, únicamente siendo, igual de inmutable que cuando le naufragan delante, naufragios mastodónticos, aquí nadamos sobre vajillas y pianolas recubiertas de musgo…

Para saber más de la autora, en Instagram: @Gloriafortun