Fotografía tomada de: Pinterest.

Sólo dos minutos,

para contarte;

sólo dos minutos,

para amarte;

sólo dos minutos,

una cena y un romance;

sólo dos minutos,

y me olvidaré que fui bruto;

sólo dos minutos,

y los vuelvo cien;

sólo dos minutos…

dos minutos…

minutos…

Sólo dos minutos,

de tu preciado tiempo,

para pedirte perdón

por cada uno de mis lutos

que exageré orgullo

y olvidé nuestra pasión.

Blog del escritor:https://kentuckyfriedlit.com/