Fotografía tomada de Pinterest.

….Otra vez me ha parecido oir tu voz.
Otra vez empiezo a deslizarme en el sillón pa’ darle a mi imaginación.
Te pienso, rodeándome…

Te siento,
adentrándote…

Perdida, sentada en el sillón de mi cuarto pienso en ti con mis manos.
Una y otra vez…

Dulce barbaridad,
el no controlar la forma de parar…

Con mis manos. Bebé.