Fotografía tomada de Pinterest.

Si tanto te incomodo búscate una mujer normal.

De esas que no están tan locas, que no son tan exigentes.

De las que no se enfadan por todo como yo… ¿verdad?

De esas que no cambian de opinión cada cinco minutos.

Búscate a otra.

Una más tranquila y predecible…

Eso sí,

búscate a una que quiera hacer contigo las perversiones que a mi se me ocurren…

Que te quiera sin pedir nada a cambio.

No porque no lo merezca, sino porque no lo quiere, porque no lo necesita.

Que en su pecho tenga tanto amor propio que el tuyo sea un complemento, no una necesidad.

Que te de sin esperar nada a cambio.

Una que te mire de igual a igual.

Búscate a otra,

pero no en la mierda de sitios que buscas…

Si de verdad eres un hombre, búscate a otra, pero que sea una mujer de verdad.